Saltar al contenido

Cómo hacer una unión de lazos o dientes rectos, parte 1

Cómo hacer una unión de lazos o dientes rectos, parte 1
Vota este post 🙂 Rate this post

Los americanos y los ingleses las llaman finger joints, y en castellano parece ser que se llaman lazos. Pero a mi esos de lazos siempre me sonó a colas de milano, así que normalmente las llamaba uniones tipo dedos, para que se entendiese de qué tipo de uniones hablaba. Pero hace poco me echaron una (merecida) pequeña broca, explicándome que se llaman lazos rectos. La verdad es que estas uniones las vi con diversos nombres más o menos parecidos, pero definitivamente los nombres que más me gustan y que dejan claro de qué tipo de uniones hablamos son, o “lazos rectos” o “dientes rectos”. Y eso es lo que vamos a ver en esta entrada, cómo cortar una unión de lazos rectos. O al menos cómo las corto yo.

Marcar el tamaño de los dientes de la unión lazos rectosPara cortar una unión de lazos rectos en dos tablas con el mismo ancho y el mismo grueso empiezo por marcar el grueso de una de las tablas en el final de la otra tabla, y en ambas caras (1). Ahora tengo que marcar las dimensiones de los dientes sobre la línea (2), distribuyendo los dientes de forma que queden simétricos con respecto al centro de la línea. Con ayuda de la escuadra trazo la perpendicular hacia la testa (3), continuo la línea en la testa de forma perpendicular a la esquina (4), y trazo las perpendiculares a la esquina en la otra cara (5). Ya solo para evitar errores a la hora de cortar esta unión de lazos rectos, tengo que marcar cuales son los dientes que quiero conservar y cuales son los huecos que quiero cortar (6). Y todo esto con el lápiz lo mejor afilado que me es posible.


Cómo cortar los dientes de la unión de lazosAhora, con la uña sobre la línea coloco la sierra pegada a la uña, quedando así la sierra justo a la derecha de la línea y en el hueco que quiero cortar (7). Y voy a cortar con la sierra inclinada casi hasta llegar a la línea horizontal que me marca la altura de los dientes(8). Después corto el otro extremo del hueco dejando la sierra a la izquierda de la línea, realizando ambos cortes en este lado de la tabla para todos los huecos. Y giro la tabla en la mordaza de banco casera (9). Con la tabla girada vuelvo a cortar sobre los mismos cortes que ya hice, pero esta vez con la sierra en horizontal, asegurándome de que no llego a cortar la línea horizontal que marca la altura de los dientes (10). Ahora con una sierra de marquetería corto unos milímetros por encima de la línea horizontal, eliminando así la mayor parte de la madera de los huecos que quiero dejar (11 y 12).

Con el formón marcar la base de los huecosPara terminar con esta tabla tan solo me queda limpiar los huecos entre los dientes. Coloco la tabla plana sobre mi banco de trabajo y con un formón empiezo a marcar en una cara de la tabla sobre la línea que tengo en la base de los huecos.


Cortar tres cuartos del hueco de la uniónY ahora con la cara plana del formón hacia la tabla, y con este perfectamente vertical, voy a clavar el formón hasta la mitad o algo más del grueso de la tabla. Empiezo en un extremo y voy avanzando sobre la línea solapando un corte con el anterior. Con el formón bien afilado y la ayuda de la maza de madera, el formón entra en la madera sin mayor problema.


Marcar y terminar de cortar el hueco con el formónGiro la tabla y marco la línea entre los huecos en la otra cara. Esta vez al volver a clavar el formón alcanzo el corte que había realizado desde el otro lado. Así consigo eliminar el exceso de madera que había dejado en la base del hueco. Por falta de pericia y quizás al estar la madera muy seca o no ser la madera más adecuada para cortar estas uniones de lazos rectos, a veces quedan en el centro de la base unos agujeros provocados por la madera al romperse, pero no es algo que me preocupe demasiado, ya que es algo que quedará oculto al hacer la unión con la otra tabla.


Utilizar el formón para limpiar la base de los huecosPara terminar de limpiar los huecos, con la parte lisa del formón siempre apoyada en la base de los huecos, voy girando con cuidado el filo hacia los lados y avanzando, cortando poco a poco la madera que sobresale.


Utilizar el formón para ajustar los lateralesY en los lados del hueco, con la parte plana del formón contra el diente correspondiente, y el formón perfectamente vertical, voy a retocar el corte para dejarlo limpio y lo más vertical posible.


Dibujar los dientes en el otro lado de la unión de lazosYa puedo utilizar los dientes y los huecos cortados en esta tabla para dibujar los huecos y los dientes en la otra tabla con la que quiero hacer la unión de lazos rectos. Pero eso ya será en la siguiente entrada. O sino en el siguiente vídeo muestro el proceso completo mediante el cual realicé esta unión de madera.

-> Ir a la segunda parte.

Deja un comentario

Gracias por dejar un comentario y por dar a compartir las entradas en Facebook y G+ y otras redes sociales

diecisiete − 2 =