Tallar letras y hacer un letrero con la fresadora

Fresar letras a pulso con fresadora

Tallar letras y hacer un letrero con la fresadora

Para tallar letras y hacer bonitos letreros de madera hay varios métodos: desde tallarlas a pulso; pasando por la utilización de plantillas para fresadora; hasta máquinas más o menos complicadas (desde un pantógrafo hasta una fresadora cnc). Yo en este caso tan solo quería tallar unas letras sencillas en un colgador de ropa que estaba haciendo para casa, y el único método que tenía a mano era el de fresar las letras a pulso.<

Fresar letras con fresadora

Utilizar fresa en v para tallar letras

Antes de fresar las letras definitivas realicé una prueba de fresado en un resto de madera, para hacerme una idea del resultado. Y, aunque lejos de conseguir unas letras perfectas, el resultado me pareció bastante decente. No era el momento de intentar hacer unas letras complicadas, así que dibujé unas letras sencillas en el tablero del colgador, midiendo para hacerlas del mismo ancho y altura, y con la misma separación entre todas ellas. Tallar unas letras desiguales, descentradas y con distintas separaciones entre ellas afearía más el resultado que el trazo tembloroso resultado de tallar a pulso con la fresadora.

Fresar letra H a pulso

Para tallar las letras utilicé una fresa en V, ajustando la altura para que sobresaliese solo unos milímetros por debajo de la base de la fresadora. Sujeté la pieza de trabajo con los sargentos y fresé las letras por partes, fresando un trazo recto, levantando la fresadora y continuando con otro trazo recto. Trazar las curvas ya es más complicado, y más en una madera como esta de pino donde se alterna continuamente entre vetas duras y blandas. Así la “O” me quedó aún más “rara” que las demás.

Fresar letras curvas a pulso
Tallar y pintar la letra M
Cómo fresar letras a pulso con la fresadora

Si nos fijamos en los trazos verticales de las letras, por ejemplo en la E vemos que, al fresar las letras, en la vetas duras (las oscuras) tendemos a irnos hacia la derecha. Si tenemos en cuenta el sentido en el que muevo la fresadora (hacia abajo) y el sentido de giro de la fresa (sentido horario), vemos cómo al pasar las vetas blandas y entrar en las duras parece que la fresa tienda a correr sobre la veta dura y me empuja la fresadora haca la derecha. Y en cuanto salgo de la veta dura y entro en la blanda el fresado se me va hacia la izquierda mientras no dejo de hacer la fuerza extra con la que compensaba la tendencia de la fresadora a ir hacia la derecha.

Más proyectos

Ir arriba