Aplicar esmalte directo sobre el óxido sin imprimación previa

Pintura al agua de aplicación directa sobre el óxido

Casi todas las pinturas que se utilizan para proteger del óxido en exteriores suelen ser sintéticas, tienen mucho olor y no suelen ser muy fáciles de aplicar, ya que la pintura suele tirar mucho por la brocha y estirar bien la pintura se hace difícil. Pero en este proyecto, en el que voy a pintar unas patas oxidadas de un banco de jardín, voy a utilizar un esmalte antioxido al agua.

Limpiar el óxido suelto con cepillo de alambre

El esmalte antioxido al agua que voy a utilizar es Oxirite Xtrem, de Xylazel. En este caso en color negro y acabado forja. Y como es una pintura al agua que se aplica directamente sobre el óxido, no tenemos que pasar el trabajo de eliminarlo, basta con eliminar las partículas sueltas de óxido con un cepillo de alambre. Después se limpia el polvo acumulado sobre la superficie y ya se puede aplicar este esmalte antióxido.

Antes de aplicar esta pintura al agua la tengo que remover correctamente, pero sin agitarla, ya que si la agitamos se forman pequeñas burbujas de aire en la pintura, y al aplicar la pintura pueden aparecer esas burbujas en la superficie. Lo que voy a hacer es mover la pintura antióxido al agua de abajo hacia arriba con cuidado, hasta dejar el contenido homogéneo. Y con una brocha se puede aplicar el producto directamente, sin necesidad de diluir ni de aplicar ninguna imprimación previa.

Aplicar esmalte antióxido sobre el óxido sin imprimación previa
Cubrir todo el metal con el esmalte antióxido al agua

Al ser un esmalte al agua es muy fácil de aplicar, ya que la pintura no tira de la brocha como con los esmaltes tradicionales. Además no gotea. Así resulta sencillo cubrir bien todas las superficies. Y al cabo de dos horas ya puedo dar una segunda mano. Esta segunda mano llama la atención porque parece que sea de un tono distinto, pero al secar el color queda perfectamente homogéneo.

Efecto forja del esmalte antióxido al agua
Pintura al agua antióxido para excterior

En el mismo día tengo puedo aplicar todas las manos necesarias de este esmalte efecto forja, perfecto para estos proyectos de exterior. Entonces, se aplica directamente sobre el óxido, es muy fácil de estirar, no gotea y además no huele, por lo que es un esmalte antióxido que resulta muy cómodo de utilizar. Con dos o tres manos, dependiendo de lo que carguemos la brocha, conseguimos la 100 micras necesarias para que los proyectos de jardín, como estas patas de banco, queden perfectamente protegidos al menos durante 5 años.

Más proyectos

Ir arriba