Saltar al contenido

Espigas de madera con la sierra de calar de mesa

Read in | Leer en: enEnglish

Espigas de madera con la sierra de calar de mesa
5 (100%) 1 vote

Hay muchas formas de hacer espigas de madera para hacer una uniones de caja y espiga para fabricar nuestros muebles. A mano o con las distintas herramientas eléctricas que tenemos en el taller. Pero no siempre tenemos todas las herramientas eléctricas que nos gustaría. Por eso pensé que, como la sierra de calar es una de las máquinas de bricolaje que todos solemos tener, y que una sierra de calar de mesa es bastante sencilla de hacer, valía la pena intentar cortar una espiga de madera con la sierra de calar de mesa para ver cuánto tiempo me llevaba hacer estas uniones de madera y ver qué tal quedaba.

Utilizar el gramil para marcar la forma de las espigas de maderaLo primero que tengo que hacer es decidir las dimensiones de la espiga. En este caso la longitud será igual al ancho del listón de madera que estoy utilizando (porque en otra entrada haré una unión con otro listón igual, y quiero que la espiga se vea del otro lado). Y el grueso de la espiga es igual al diámetro de la broca que voy a utilizar para hacer la mortaja para hacer la unión de caja y espiga. El diámetro de esa broca será más o menos un tercio del grueso del listón. Entonces, con el gramil de carpintero voy a marcar las dimensiones de la espiga que quiero corta.


Dibujar las líneas del gramil con el lápizY con un lápiz repaso las marcas del gramil para que se vean mejor a la hora de cortar.


Cortar pegado a las líneas del perfilPara cortar la espiga de madera quiero utilizar, tal como dije, la sierra de calar de mesa con su guía para mantener la hoja de corte vertical. Y primero voy a cortar siguiendo las líneas del perfil que van desde la cabeza del listón hasta la línea del hombro de la espiga (la línea que marca la longitud de la espiga). Solo tengo que tener un poco de pulso y seguir las líneas. Aunque no corto justo en las líneas del perfil, sino que corto pegado a las líneas con la hoja de corte por el exterior de dichas líneas.


Cortar todas las líneas del perfil de la espigaPrimero corto el ancho de la espiga de madera. Y después giro el listón para cortar la altura de le espiga.


Cortar la línea del hombro de la espigaAhora, con ayuda de mi carro para cortes a 90 grados (que no funciona nada bien, pero sí sirvió para este trabajo), puedo cortar la línea del hombro y terminar de eliminar la madera.


Retocar la unión de la espiga al hombroY con un formón retoco la unión entre la base de la espiga de madera y el hombro, ya que en la esquina queda un pequeño saliente de madera que interferirá a la hora de hacer la unión con la caja.


Ajustar la unión de caja y espigaMe queda ajustar la espiga para dejarla un poco más bonita y que encaje para hacer la unión de caja y espiga.


Ajustar las caras de la espigaEntonces, voy a utilizar el formón para ajustar las dimensiones hasta que coinciden con las de la caja.


Redondear las esquinas de la espigaY después utilizo el formón para redondear las esquinas para que encajen con las esquinas redondeadas de la caja. Como veremos en otra entrada, el sistema que utilicé para hacer la caja con una broca deja las esquinas redondeadas, así que o redondeo las esquinas de la espiga o corto las esquinas de la caja para dejarlas a 90 grados. Un poco más de trabajo para hacer estas uniones de madera.


La verdad es que hacer espigas de madera para hacer una unión de caja y espiga con esta técnica lleva más tiempo del esperado, y es que por una parte hay que tener en cuenta que la sierra de calar no corta bien en la dirección de la veta (quizás mejore un poco con una hoja de corte adecuada a ese tipo de cortes), y por otro lado este listón es de madera dura, por lo que le exige más potencia a la sierra que la madera de pino o abeto que suelo utilizar.

Deja un comentario

Gracias por dejar un comentario y por dar a compartir las entradas en Facebook y G+ y otras redes sociales

trece − tres =