Hacer un soporte de madera para un termómetro de pared

A veces un proyecto sencillo viene bien para relajar un poco la presión de publicar al menos un vídeo cada semana, aunque no puedo decir que realmente sea este el caso. Mi primera intención era hacer un soporte de madera para el termómetro de pared con una moldura algo complicada en la parte inferior y otra moldura en la parte superior de la tabla de madera, pero por un par de errores tuve que conformarme con este soporte de madera más sencillo.

Fresa para fresar molduras

Mientras hacía la moldura en la madera me di cuenta de que había cortado la tabla demasiado corta, y como me quedaba sin tiempo decidí cortar una nueva tabla, pero esta vez de forma rectangular. Y dejé el tema de cortar y fresar la moldura para otro vídeo. Con la tabla ya cortada con las dimensiones correctas el único trabajo de carpintería que tuve que hacer fue fresar una moldura sencilla todo alrededor.

Pirograbador para madera

El termómetro de pared solo, atornillado a la tabla, queda un poco soso. Así que ya que trae dos escalas de temperaturas, en grados Celsius y en grados Fahrenheit, quise decorar la tabla con una tercera escala de temperaturas, en grados Kelvin. Mi intención era grabar las letras y dibujos con ayuda de la multiherramienta Dremel, pero después de hacer algunos intentos en un mártir no conseguí ningún resultado decente. Por suerte en ese momento pasó un amigo a saludarme y me recordó que tenía el pirograbador, y era una buena ocasión para hacer prácticas de pirograbado en madera.

Pirograbar madera a pulso

Esto de pirograbar en madera parece cuestión de paciencia y buen pulso (y de tener un bonito dibujo, y la habilidad y los conocimientos para saber hacer sombras, dar volumen … pero yo estoy en modo principiante y me conformo con hacer líneas sencillas). Con las letras y los dibujos ya realizados a lápiz en la madera, y el pirograbador ya caliente, intento seguir las líneas de lápiz lo mejor que puedo. Con la mano derecha intento manejar el pirograbador como si fuese un bolígrafo, pero como lo tengo que sujetar muy arriba utilizo el dedo índice de la mano izquierda tal como se ve en la foto para conseguir más estabilidad.

Taladrar agujeros para los tornillos y barnizar

El resultado final no es gran cosa, pero creo que quedó un termómetro de pared bastante decente. Y para que no quedase feo con unos tornillos demasiado grandes sujetando a la vez el termómetro a la madera y la madera a la pared, utilicé un par de tornillos decorativos para atornillar el termómetro a la madera. Y tal como se ve en la foto realicé un par de agujeros centrados en el soporte de madera para atornillar este a la pared. Así esos tornillos más grandes quedan ocultos detrás de la chapa del termómetro. Un poco de lija, una o dos manos de barniz transparente en spray y queda listo para colgar de la pared.

Más proyectos