Preparando un vídeo. enredandonogaraxe.club

De cómo mi cámara de vídeo voló

Cuando vi lo que le pasó a mi cámara de vídeo, mi cara seguramente era un poema.

Y es que:



Estaba la cámara de vídeo encima del pecé.
La impresora encima de una silla,
conectada al ordenador
con un cable USB.

Y yo que a veces soy torpe y despistado
y suelo tener la cabeza en otro lado,
ausente,
me tropecé
con el cable USB.


¡Ruido!
¡Estruendo!
¡Y sudor frío!

Algo se cayó,
pero aún no sé el qué.

Yo me salvé,
mantuve el equilibrio
y miré a mi alrededor.

Algo se cayó,
la torre del pecé se desplomó.
Pudo ser peor.
Parece que nada se rompió.

De la cámara de vídeo … ni me acordé.

La impresora sigue en su silla,
el cable USB,
lo desconecté.

Alivio mi desconsuelo
agarro la torre del pecé
la pongo sobre el escritorio
¡y por ese no sé qué!,
miro al suelo

Sudor frío

Algo se cayó
La torre del pecé se desplomó
Y la cámara de vídeo …
La cámara … voló
y debajo de la torre se metió.

Sudor frío.
Ojos como platos.
Respiración contenida.
Tensión en el interior.
Desconsuelo.


PD: La cámara está ahora en buenas manos, hasta que vuelva a las mías.
Hago cosas y rompo cosas. Me gusta pensar que hago más que rompo.

La cámara que utilizo es esta: Sony Handycam FDR-AX53

Ir arriba