Ajustar mi guía lateral casera con bastante precisión no es muy complicado, ya que se desliza fácilmente y de forma paralela al disco de corte de mi sierra de mesa, pero aún así está lo suficientemente ajustada y apretada como para requerir un pequeño esfuerzo para moverla. Así para un ajuste de la guía de una distancia tan pequeña como solo un milímetro basta con unos pequeños golpes con las yemas de los dedos y con la regla metálica metida debajo puedo controlar las distancia que la muevo. Y si puedo mover la guía dando unos golpes en un lateral de la guía para moverla distancias tan pequeñas, o incluso menores, una opción puede ser usar un tornillo que empuje o tire de la guía. Solo necesito una forma de girar y anclar el tornillo.

Como tornillo voy a usar una varilla roscada de 6mm. La ventaja es que una vuelta completa de la varilla provoca un desplazamiento muy pequeño. Y esa también es la desventaja, ya que usar una varilla roscada para mover la guía más de unos milímetros supondrá girarla muchas vueltas. Esto en principio era más que nada una prueba, pero creo que para lo que la necesito ya me vale. Si la tuviese que volver a fabricar cortaría en forma de V el hueco donde van los discos de madera para poder girarlos con más facilidad. O por qué no transformar los discos en engranajes de madera y poner otro engranaje más grande a 90º sobre los tacos de madera con una pequeña manivela. Así podría hacer avanzar el tornillo más rápido y sería más cómodo de girar.

Gracias por compartir :D

Deja un comentario

Gracias por dejar un comentario y por dar a compartir las entradas en Facebook y G+ y otras redes sociales

2 + 16 =